Economía

Catalunya busca financiación de la UE para el tren de mercancías

El Govern plantea a Bruselas obras hasta el 2020 por 1.500 millones

Edición impresa Economía | 12/10/2014 - 00:00h

Óscar Muñoz
Barcelona


Llevarse un mordisco de los casi 12.000 millones de euros que la Comisión Europea destinará a los corredores prioritarios ferroviarios, entre ellos el mediterráneo, hasta el 2020. Con este objetivo, la Generalitat ha elaborado una agenda que acaba de presentar a Bruselas y que se incorporará al documento de estudio para fijar las inversiones, y que, en su mayor parte, se decidirá en febrero. En el capítulo del transporte de mercancías, se incluyen proyectos a ejecutar en Catalunya, dependientes del Ministerio de Fomento para este periodo, valorados en más de 1.500 millones y que serían susceptibles de recibir el apoyo financiero de Bruselas.

El jueves, una delegación catalana presentó el plan al coordinador del corredor del mediterráneo, Laurens Jans Brinkhorst, que se reunió en la capital comunitaria con representantes de Fomento y de las regiones y puertos por los que discurre este eje, el sexto de los nueve prioritarios. "Es urgente resolver los cuellos de botella y promover la interoperabilidad entre tren, puertos y aeropuertos", destaca Ricard Font, secretario de Infraestructures i Mobilitat. "Se trata -prosigue- de promover inversiones que ayuden a que el corredor sea un dinamizador de la actividad económica". A este primer documento se añadirá pronto otro con un estudio de demanda y un plan de servicios porque, subrayó, "no se trata de poner traviesas sin más, sino de hacer que circulen trenes llenos de mercancías".

La lista actualiza una primera agenda que Territori hizo pública en octubre del 2011, sólo un día después de que la Comisión Europea declarara el corredor mediterráneo como eje prioritario. "Ha pasado mucho tiempo pero ahora es el momento porque es cuando Europa va a destinar inversiones, nos quedan sólo cuatro meses y hay que hacer lobby", dice Font. Las subvenciones de la UE pueden cubrir hasta el 20% de las obras y el 40% si son proyectos transfronterizos.

Entre las actuaciones que la Generalitat ve prioritarias y que deberían estar listas en el 2020 están los accesos definitivos a los puertos de Barcelona y Tarragona y sus respectivas estaciones terminales de mercancías, piezas clave para conectar estas dos grandes infraestructuras con Europa; varias adaptaciones de líneas de ancho convencional a mixto; o el desarrollo de plataformas logísticas intermodales. Prácticamente todos estos proyectos están planificados o en obras y ahora buscan apoyo financiero.

La agenda catalana del corredor mediterráneo incluye otras actuaciones para las mercancías con un horizonte más largo, para su entrada en servicio entre 2020 y 2030 o más adelante. En el ámbito de viajeros, las obras urgentes (para tener disponibles antes del 2020) son la duplicación de la línea entre Vandellòs y Tarragona, la conexión de las líneas de alta velocidad y convencional en el Penedès, el acceso ferroviario a la terminal T1 de El Prat, la nueva estación intermodal del Baix Llobregat, la de la Sagrera y la ampliación de la de Sants, y la nueva del aeropuerto de Girona.