La premisa de Sánchez

 16/02/2016 02:56 | Actualizado a 16/02/2016 03:38

En un partido donde todo un presidente autonómico avisa que “nos van a matar” si los socialistas pactan con los independentistas catalanes, no es de extrañar que el PSOE vea como un anatema el referéndum en Catalunya. La apresurada respuesta del PSOE negando la consulta propuesta por Podemos será aplaudida por toda la opinión pública española que no quiere salir en la foto con los díscolos catalanes. Ciudadanos también ha salido rauda para dejar claro que obligará al PSOE a firmar un documento en contra del referéndum. Todos contra Podemos por defender una salida al conflicto que, justamente, es la opción defendida mayoritaria por todos los catalanes, voten después si o no en el citado referéndum.

Como comprobarán hoy los diputados de ERC DIL en su encuentro conSánchez, aquí de lo que se trata es de no dar ni agua a los separatistas catalanes y mantener el status quo contra viento y marea. La implacable actuación de la judicatura en los casos de corrupción del PP y la dubitativa estrategia de Mariano Rajoy ha dado alas a los socialistas para intentar conseguir el milagro de gobernar España a pesar de sus malos resultados electorales. Todos los pasos de Pedro Sánchez habían ido en la buena dirección a pesar de tener el partido descontrolado y con algunos barones en su contra.

Ahora bien, su hábil estrategia choca ahora contra el muro de Catalunya. Aquí, si que no. Si Podemos se enroca con la consulta, Pedro Sánchez los enviará a paseo. Quedará como un campeón entre los suyos por no haber dado vidilla a “los que quieren romper España”. Pero, por el contrario, su investidura quedará en el alero. Dependerá de una abstención de Podemos en el último segundo. Parece que las cosas van por aquí: gobierno de PSOE y Ciudadanos, con apoyos de IU, vascos, canarios y valencianos. Pero si los de Pablo Iglesias votan en contra, no habrá otra opción que nuevas elecciones. Es decir, el PSOE va a arriesgar al límite con una premisa clara: no hay que dar concesiones a Catalunya. En breve, veremos si la estrategia le acaba saliendo bien.